Tarot Gratis
Tarot Egipcio  gratis Tarot Gratis tirada de Runas Gratis Numerologia gratis

Decime La IP Aprender Ajedrez

Quiero saber mi futuro

Quiero saber mi futuroVeremos ahora algunos consejos que las personas deberían tener en cuenta cuando se dicen a sí mismas: Quiero saber mi futuro!

Saber mi futuro es una expresión genérica que uno utiliza pero no siempre lo que pensamos al respecto es como parece  puede ser como creemos o necesitamos. Lo cierto es que ver el futuro comienza con la esencia de la frase: ¿puedo ver mi futuro? La respuesta es si, aunque tiene sus límites. Como ya explicamos el futuro no está escrito. Lo que podemos ver, o mejor dicho podemos calcular, son las probabilidades de que un suceso ocurra, o el resultado de un evento o consulta. Por ejemplo: si preguntamos "¿Podré formar una familia?", entonces hay una buena chance de que quien nos lea el futuro pueda darnos una respuesta basada en la probabilidad de que eso ocurra, lo que no implicará que así será. Si luego nos dedicamos a la delincuencia y vamos presos, las chances se reducen, lo mismo si nos vamos a vivir solos a una isla.

Sin tener que irnos a un extremo, lo cierto es que la clave está en primer lugar en saber que es lo que uno quiere saber. Entonces la primera pregunta es "¿que quiero saber de mi futuro?". En base a eso deberemos pulir nuestra consulta para que la respuesta se encuentre dentro de lo que llamamos, calculo de probabilidades, y así el éxito de la respuesta estará respaldado por una pregunta "responsable".

Por ejemplo si el tema es el dinero, uno debe ser responsable con lo que pregunta. Las preguntas sobre dinero son dificiles, y es fácil caer en la tentación de preguntar si será rico, o si le irá bien en un trabajo, pero eso depende más de nosotros que de lo que el futuro nos depare (excepto que nos saquemos la lotería pero eso tampoco saldrá en la videncia). Entonces si estamos pasando por un mal momento económico y ha durado ya bastante tiempo, es posible que podamos obtener una buena respuesta si preguntamos: ¿Podré estabilizarme económicamente y seguir mi vida en mayor armonía y trabajo honesto? (tal vez exageré en la forma elegante y "cristiana" de preguntar, pero la idea no está lejos de ese ejemplo...)

Una vez que tenemos en claro lo que nos gustaría consultar sobre el futuro llega la consulta numero dos: ¿A quien consulto sobre mi futuro?. Acá el problema radica en que donde hay necesidades y desesperación, y hay charlatanes que se aprovechan de las personas y le sacan el dinero sin darles nada a cambio. No estoy diciendo que vidente que cobra no da resultados, no, para nada. Lo que digo es que vidente que cobra, hace negocio, por lo que no todos los que hacen negocio son honestos, y como en todos los rubros hay que cuidarse... solo que en éste rubro no hay reglas o gremios, o regulaciones con lo que nos queda a nosotros mismos el cuidarnos. Hay una deducción clara que yo siempre hago, si el vidente no cobra, entonces debe ser genuino, porque no tiene motivo para no serlo.

Aun así debe haber videntes que no cobran y no son genuinos, por lo que hay consejos sobre como analizalos durante una consulta.

El primer consejo es: los rituales no son necesarios. Lo que nos dice que vidente que no cobra y no hace rituales es mejor que el que cobra y hace rituales. De nuevo no quiero decir que los rituales no sirven o son regla fija de chantas, no, no es así. Debemos entender que así como los católicos se persignan al entrar en una iglesia, los videntes pueden tener su propia religion y por lo tanto sus propios rituales y si él/ella los cree necesarios, serán una parte vital de sus videncias, y está bien que así sea.

El segundo consejo es: lo que gratis se recibe, gratis deberia brindarse. Lo que significa que los que cobran "deberian" hacer su trabajo sin cobrar, por el bien mismo, y buscar otra manera de ganarse la vida. Eso sería en el mundo "ideal" pero existen videntes que cobran y aun así son genuinos, y aun obtendrán buenos resultados. El tema es que la videncia es un don "de prueba" y es para el bien del mismo vidente que la use para ayudar al prójimo y no para ganarse la vida. Hay excepciones pero exceden el tema así que lo importante es dejar el punto claro.

El tercer consejo es: el método debe ser simple y lo más directo posible. Esto juega a favor de los videntes directos que no necesitan de cartas, ni monedas, ni nada accesorio, ni leernos la mano, ni la cara, ni tocar algo nuestro. Con solo vernos y concentrarse es suficiente. Pero acá hay que dejar un gran lugar para muchos videntes "de familia" que se han criado entre videntes, y a los que les han enseñado el arte de "ver" por medio de un método específico y no saben hacerlo de otra manera. Un buen ejemplo son los tiradores de cartas ya sean Tarot u otras similares. Otro ejemplo son los astrólogos auténticos, con sus cartas natales y astrológicas. Ellos fueron enseñados así, y así leen, y no de otra manera.

El cuarto consejo es: las apariencias hablan. No deje de darle atención a lo que su corazón y su cabeza le dicen. Si el vidente no es de su agrado, de gracias, salude y consulte a otro. El vidente debe agradar, debe ser una persona amable y que transmita confianza y tranquilidad. Si le transmite inquietud, o desconfianza, ¿que sentido tiene continuar con la consulta? ¿acaso lo que nos diga no estará tambien dentro de nuestra desconfianza?. Evalue a la persona, trate de intercambiar palabras con ella antes de consultarle, interactue, conózcala.

Conclusión: Todo esto nos dice que si encontramos un vidente que no cobre, que no use rituales, que no use métodos y que sea agradable y transmita confianza y tranquilidad estaremos seguros siempre y cuando nuestra pregunta sea seria y esté bien formulada, factible de una respuesta de probabilidades ya que recuerden, el futuro no está escrito aun.

Tarot GratisTirada de Tarot Gratis

Tarot GratisTirada de Runas Gratis

saber mi futuro